fbpx

Componentes

Manteca de Karité.

Obtenidas de Árboles con más de 300 años de antigüedad, las nueces de karité son secadas y machacadas antes de ser tostadas y prensadas para convertirse en un líquido espeso y resbaladizo.
Luego se baten y se amasan, antes de remover la manteca de karité desde la parte superior, creando un ingrediente de altisima calidad.
Contiene ácido oleico, un ácido graso saturado que es altamente compatible con los aceites producidos naturalmente por nuestra piel, lo que significa que se absorbe muy fácilmente. Al hacerlo, ayuda a la absorción de otros ingredientes activos. Es un poderoso humectante y cicatrizante.
Cuando se usa en su forma sólida, la manteca de karité ayuda a conservar naturalmente otros productos. Esto se logra ya que crea una emulsión compacta que no deja espacio para que los microbios se muevan y crezcan.

Manteca de Cacao.

El árbol de cacao produce unas vainas de color rojo oscuro o marrón que, a su vez, producen hasta cincuenta semillas. Estas se fermentan para eliminar su amargor, luego se limpian, se asan y se agrietan. Las puntas de cacao resultantes se muelen hasta obtener un licor de chocolate espeso y aceitoso. La grasa extraída del licor es prensada para separar la manteca de cacao y el cacao en polvo transformándose en una manteca de color crema. A diferencia de la mayoría de las grasas, esta manteca no es grasa, tiene una consistencia dura y huele a chocolate.
La manteca de cacao trabaja con los otros ingredientes naturales en nuestras fórmulas para fundirse sobre la piel, haciéndola suave y tersa. Lo utilizamos en nuestra gama de productos por sus propiedades hidratantes y acondicionadoras.

Cera de Abejas.

La Cera de Abejas (Cera Alba) es la sustancia que forma la estructura de los panales.
Las abejas convierten el néctar en cera, construyendo el panal para almacenar su miel. Son necesarios más de 4 kilogramos de miel para producir unos 500 gramos de cera que tiene un aroma similar al de la miel
Al igual que la miel que alberga, la cera de abeja tiene propiedades terapéuticas de gran utilidad en la cosmética. Se dice que es particularmente efectivo en la curación de moretones, inflamaciones y quemaduras. La cera de abejas también proporciona una rica calidad emoliente a las cremas, que es muy útil para la piel seca. Profundamente hidratante, crea una barrera impermeable en la piel.

Aceite de Jojoba.

El aceite de jojoba es una cera líquida única, obtenida de las semillas del arbusto de Jojoba.
Se trata de una planta perenne y silvestre que llega a ser dominante en las comunidades vegetales costeras del desierto Sonorense y de la península de Baja California.
Debido a la afinidad del aceite de jojoba con nuestros propios aceites, es absorbido y aprovechado más fácilmente por la capa superior de nuestra piel. Tiene una composición total de 96% en ceramidas.
Es un excelente humectante que se absorbe rápida y fácilmente por la piel y el cuero cabelludo. También funciona para acondicionar y recubrir la raíz del cabello, haciéndolo brillante y manejable.

Aceite de Almendras.

Los cultivos de almendra son susceptibles al clima y solo prosperan en condiciones soleadas, como el Mediterráneo, California, Medio Oriente y África del Norte. Como parte de la familia de las ciruelas, el árbol de floración blanca es botánicamente una fruta y un ancestro de las grandes frutas de piedra, como los damascos, duraznos y ciruelas.
Hay dos tipos de almendras: dulce y amarga. Las almendras dulces (Prunus dulcis) se usan para hacer aceite de almendra para los productos Dandy®
El aceite de almendras se utiliza por su efecto acondicionador sobre la piel y el cabello. Es hidratante y está lleno de vitamina E, que le da a la piel un brillo magnífico. Cuando se aplica, agrega brillo y suaviza todo el cabello.

Aceite de Argán.

Se produce a partir de las semillas del árbol de Argán en Marruecos
Estas durisimas semillas son aplastados a mano por mujeres de diferentes cooperativas respetando el método tradicional.
Las semillas machacadas se envían luego a Agadir, donde se prensan para hacer el aceite.
Contiene altos niveles de ácidos grasos, incluido el ácido linoleico, que es antiinflamatorio y por lo tanto calmará la piel y el ácido oleico que protegerá y acondicionará la piel, el cuero cabelludo y el cabello, además de restaurar la hidratación.
Este aceite contiene muchas vitaminas que se dice que son antioxidantes, como la conocida vitamina E.
El aceite de argán dorado es elogiado por sus beneficios para la piel y el cabello. Calmante, acondicionador, hidratante.

Aceite de Palta.

Las Paltas son el fruto de un árbol subtropical originario de América. El aceite es prensado en frío de frutas cultivadas sin el uso de pesticidas y fungicidas.
Está lleno de ácidos grasos y vitaminas muy beneficiosos para la piel y el cabello es altamente nutriente e hidratante. Se absorbe muy fácilmente mientras suaviza, hidrata y restaura la piel y el pelo.
El cabello rebelde o seco también se beneficia de este aceite ya que le aporta fuerza y brillo.

Aceite de Ricino.

Derivado de la semilla de la planta Ricinus communis, un arbusto originario de África de tallo grueso y leñoso, cuyas hojas pueden ser de un color rojo o púrpura oscuro, es un líquido incoloro, inodoro e insípido.
Las semillas se recolectan cuando están casi maduras y se dejan madurar al sol. El aceite se produce mediante prensado en frío de las semillas y se somete a un proceso de clarificación caliente antes de su uso.
Conocido por sus propiedades estimulantes del crecimiento y engrosamiento del cabello, este aceite vegetal es también una gran alternativa a los lubricantes derivados del petróleo debido a sus propiedades emolientes y su biodegradabilidad.

Extracto de Romero

El Romero es un arbusto de hoja perenne que puede crecer hasta dos metros de altura.
Tiene hojas verdes en forma de agujas con puntas de flores púrpuras
El Romero es considerado un potente antioxidante natural, preservando en buen estado nuestra piel y el cabello.
El ácido rosmarínico, es el que provee al romero de una gran acción anti inflamatoria, y por esta razón, es recomendable usarlo en personas con la piel sensible. Tiene propiedades tonificantes y energéticas. Es beneficioso para el crecimiento capilar fortificando el cuero cabelludo al aumentar el aporte de nutrientes a los folículos pilosos. Es muy aconsejable usarlo para tratar los cabellos grasientos así como la caspa seborreica.

Aloe Vera.

Existen gran variedad de plantas en esta especie. La que utilizamos es Aloe Barbadensis Miller.
Tiene hojas carnosas y suculentas de color verde claro dispuestas en rosetas.
Su gel la tiene capacidad para penetrar en las tres capas de la piel (la epidermis, la dermis y la hipodermis), por lo que actúa de forma profunda sobre ella.
Debido a la presencia de taninos, ácido fórmico y zinc, posee propiedades astringentes, que unidas a sus otras propiedades antiinflamatorias, bactericidas e hidratantes, convierten al Aloe Vera en un ingrediente muy adecuado para el cuidado de la piel.

Aceite de Calendula.

Este aceite se destila de las hermosas flores amarillas y anaranjadas de la planta Tagetes, también conocida como Caléndula Americana o Azteca. Proviene del mismo género que la Dalia y la Margarita, y no debe confundirse con la caléndula común.
El aceite de caléndula africana posee propiedades antioxidantes y es conocido por ayudar a calmar las irritaciones de la piel. Esto lo hace perfecto para su uso en productos donde la piel debe sentirse tranquila y protegida.

Aceite de Menta Peperina.

Es una planta resistente y fuerte originaria de Europa y muy bien adaptada a las Americas.
Posee un aroma agradable y refrescante que crece silvestre en los campos en zonas sombreadas y húmedas. Es uno de los aceites esenciales más antiguos de uso medicinal.
Ayuda a retener la humedad evitando el envejecimiento prematuro y consiguiendo un efecto relajante único. Actúa disminuyendo el enrojecimiento cutáneo debido a la inflamación, lesiones o acné.

Arcilla de Bentonita.

Una arcilla de origen Andino con un tamaño finísimo, que se ha usado desde la antigüedad con fines medicinales y cosméticos debido a la alta cantidad de minerales que contiene.
Es producto de la erosión de rocas ricas en el mineral feldespato (Silicato de Aluminio), como lo es el Granito.
Funciona como limpiador y exfoliante. El cuero cabelludo puede beneficiarse de sus bondades y el resto del pelo verá como el exceso de grasa es arrastrado.